Después de inundar los campos, es habitual que en mayo comience a sembrarse el arroz. Cabe destacar que el año 2020 fue excepcional en este sentido debido a que el temporal Gloria provocó que los tiempos de secado, inundación y plantación se demoraran. Pero, por suerte, este año todo ha ido según lo planeado y ésta fase ya está finalizada.

El Delta del Ebro ve despuntar el verdor de las plantas de arroz que en Illa de Riu cuidamos con tanto mimo y los turistas y visitantes podrán disfrutar de un paisaje rico en colores y en biodiversidad. Al final de la primavera y principio de verano es cuando comienza el trabajo más duro (por lo frágil que es la planta y el cuidado que requiere) y al mismo tiempo es cuando nos delectamos más con la belleza de nuestros campos situados en los lindes de la desembocadura del río Ebro.

El trabajo agrícola es exigente, por suerte el campo es agradecido con quien lo cuida y en Illa de Riu miramos de cuidar tanto de nuestros trabajadores como de nuestros campos y plantas y la tierra nos devuelve el cuidado regalándonos esplendor.