Llega el buen tiempo y el Delta del Ebro se comienza a vestir de gala. Las plantas de arroz comienzan a despuntar en los campos inundados y los atardeceres majestuosos acompañan a las aves en sus majestuosos vuelos. La primavera es un gran momento para visitar los parajes del Parque Natural del Delta del Ebro, sobre todo, ahora que el deseo de poder salir y de conectar con la naturaleza es imperante. Si buscáis tranquilidad y descanso y os apetece un entorno íntimo para pasar unos días inolvidables con los vuestros, Casa Cusa y Mas Illa de Riu son ideales para ello.

El Mas Illa de Riu es una casa con capacidad para hasta 15 personas y con todo tipo de comodidades, habilitada para realizar celebraciones o pequeños acontecimientos en el corazón de un paisaje con lagunas, arrozales y una extensa playa en el horizonte.

Casa Cusa, por su parte, cuenta con capacidad para 6 personas y preparada para hacer sentir comodidad y confort en plena naturaleza. También situada entre arrozales, y alejada del mundanal ruido, Casa Cusa es ideal para familias amantes de los entornos rurales y de la belleza de un paraje espléndido como lo es el sud de Cataluña.