El arroz y el Delta después de Gloria

El arroz y el Delta después de Gloria

Esta semana teníamos previsto empezar los procesos de arado de las tierras de Illa de Riu. El temporal Gloria ha desbaratado nuestros  planes, inundando y llenando de sal marina algunos campos del Delta del Ebro.  La zona más afectada ha sido la parte izquierda del río, y aunque la parte derecha (donde estamos afincados) no ha sido tan maltratada, habrá pérdidas y estamos  trabajando duro para que las tierras vuelvan a estar preparadas para engendrar una nueva generación de arroz.

Ahora nuestro objetivo es drenar el agua de mar con bombas para luego rellanarla con el agua del río. De este modo conseguiremos disolver la sal que podría limitar la futura cosecha. Este proceso podría retrasar aproximadamente un mes el arado y dejar las tierras preparadas para una nueva cosecha. Por suerte, a nivel estructural no hemos sufrido grandes destrozos pero sí que afectará en nuestro trabajo y en nuestro estado de ánimo al ver las consecuencias de la tormenta. Por este motivo queremos mostrar nuestro apoyo a todas aquellas personas afectadas por Gloria, sobre todo a la gente de les Terres de l’Ebre.

También cabe decir que nos entristece que el Delta del Ebro sufra una regresión. En Illa de Riu sentimos el Delta muy hondo. Confiamos en el tesón de los agricultores ebrenses y esperamos que la administración ponga todo su esfuerzo y tenacidad para que nuestro querido Delta del Ebro vuelva a resurgir con todo el esplendor que nos ha regalado. Queremos ser optimistas, de otro modo es difícil seguir adelante.