La inundación de los arrozales Illa de Riu

Ya estamos en plena inundación de los arrozales Illa de Riu, una etapa que da comienzo al cultivo del arroz. En pocos días esta fase dará paso a la siembra de nuestras semillas certificadas para obtener el mejor arroz.

Aunque este año la inundación de los campos de arroz Illa de Riu (habitualmente prevista entre finales de abril y principios de mayo) se ha retrasado unos días por las abundantes lluvias de primavera, esta circunstancia no va a afectar la calidad de los arroces Illa de Riu.

En Illa de Riu nos gusta trabajar duro pero también pararnos a saborear y apreciar cada momento, porque es durante la inundación de los campos cuando el paisaje se vuelve de tonos azulados. El delta del Ebro se convierte en un inmenso espejo sobrevolado por las aves que lo habitan o que están de paso.

Aquí la naturaleza siempre nos regala paisajes excepcionales, cambiantes a medida que avanza el proceso del cultivo del arroz: de marrones a azules, verdes y ocres según la estación del año. Pero en este momento, con la inundación de los arrozales, es cuando empieza el baile de contrastes y reflejos.

Cerca de la desembocadura del delta del Ebro, donde está situada la finca Illa de Riu, trabajamos para que cada ciclo sea único y a la vez determinante para la buena calidad de los granos de nuestros arroces bahía, bomba, carnaroli y marisma.

En Illa de Riu cuidamos con mucha delicadeza todo el proceso de producción, ponemos todo nuestro esmero en obtener la exacta condición del producto para ofrecer un arroz de semillas certificadas con las máximas garantías. Un arroz cuya homogeneidad aprecian los cocineros y restaurantes más exigentes.

Con la inundación de los campos de arroz, empezamos a plantar nuestras semillas para poder compartirla con chefs y gourmets. En Illa de Riu producimos semilla certificada de arroz, con título oficial como seleccionadores de semillas, y así obtenemos desde la primera generación todas nuestras variedades de arroz para nuestro uso y para su comercialización.